Sin daños a terceros…
Ángel Blanco
] massiosare@msn.com

Resulta aberrante e incongruente la actitud homofóbica del presidente priísta de la Comisión de Justicia del Congreso de Guerrero y ex alcalde de Taxco, Omar Jalil Flores Majul, al imputar al diputado Moisés Reyes Sandoval acciones infundadas por estar en desacuerdo con los legisladores que votaron contra su iniciativa para instituir el ‘matrimonio igualitario’ entre la comunidad LGTB de Guerrero.

Jalil Flores acusa que Moisés Reyes patrocinó y promovió una campaña de odio y prejuicios en redes sociales contra los diputados que no avalaron el matrimonio igualitario en Guerrero porque a juicio de ellos dicha unión es ilegal y, más bien, en lugar de matrimonio debería considerarse “unión legal” porque el matrimonio está reservado a parejas heterosexuales.

Con estos argumentos ‘cavernarios’ es evidente que el presidente de la Comisión de Justicia del Congreso guerrerense ignora que la iniciativa de Moisés Reyes no es ningún invento, pues el matrimonio igualitario entre parejas homosexuales ya fue avalado y decretado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) el 12 de junio del 2015, mediante la jurisprudencia 43/2015 en la que determinó que el ‘matrimonio igualitario’ es CONSTITUCIONAL, por lo que todos los amparos que se interpongan, al respecto, deberán tener una resolución favorable para la pareja en todo el territorio mexicano.

Empero, la controversia creada por el tema se debe a que las constituciones o códigos civiles de algunos estados violentan los derechos humanos, por eso es que sigue siendo necesario que en Guerrero se reformen estos contextos, motivos por los cuales Moisés Reyes Sandoval asumió la responsabilidad de presentar dicha iniciativa ante el Congreso de Guerrero para validar el ‘matrimonio igualitario’ entre parejas LGTB../ un derecho que por ley les corresponde pero se les sigue negando en Guerrero por la ignorancia y prejuicio que persiste entre algunos legisladores, como Omar Jalil Flores Majul.

Al respecto, el presidente del Consejo Estatal de la Diversidad Sexual (CEDS), el activista y periodista Igor Pettit, dijo que la comunidad que representa apoya y seguirá respaldando al diputado Reyes Sandoval y su iniciativa porque es una propuesta justa que solo busca consagrar un derecho que le asiste a la población LGTB de Guerrero, por decreto de la SCJN.

El activista más reconocido en Guerrero, con respaldo y presencia internacional, complementó que, de acuerdo a datos actualizados al 2019, actualmente son 20 estados de la República Mexicana (Aguascalientes, Ciudad de México, Campeche, Chihuahua, Chiapas, Colima, Coahuila, Jalisco, Nuevo León, Michoacán, Morelos, Nayarit, Hidalgo, Baja California, Baja California Sur, Oaxaca, San Luis Potosí, Quintana Roo, Puebla) que han acatado la resolución de la Suprema Corte en torno al ‘matrimonio’ igualitario’, el cual, a su vez, igualmente cuenta con validez oficial en 11 países del mundo (Argentina, Canadá, Estados Unidos, Sudáfrica, Islandia, Portugal, Suecia, Noruega, España, Bélgica, Holanda), pero sólo en algunos estados de la República sigue hallando resistencia porque parece que algunas personas y, sobretodo, algunos legisladores siguen viviendo rehenes del tabú y del prejuicio, como el susodicho empresario orfebre y exalcalde de Taxco, Flores Majul.

De persistir esta controversia plagada de ignorancia y prejuicios, no habrá de otra que la comunidad LGTB tendrá que verse obligada a salir a manifestarse públicamente a exigir un derecho que legalmente le corresponde, a saber, que se les reconozca unirse en matrimonio conforme a las leyes civiles, porque aceptar la propuesta de Omar Jalil Flores, de “unirse” bajo una “Ley de Convivencia” no sólo es aberrante sino indignante, porque la unión libre ha existido desde siempre, pero al igual que las parejas heterosexuales, ellos también tiene derecho a una unión legal llamada “matrimonio”, tal como lo estableció la Suprema Corte el 12 de junio de 2015 con vigencia para todos los estados de la República Mexicana.
www.acapulcopress.com

El diputado Moisés Reyes y el presidente del Consejo Estatal de la Diversidad Sexual en Guerrero, Igor Pettit.