CAMPECHE, Campeche. * 3 de junio de 2015.
] Página Abierta.
La candidata de Morena a la gubernatura, Layda Sansores San Román, dio a conocer el “expediente negro” escolar del aspirante del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, que forma parte de la denuncia presentada el siete de mayo, en audiencia con el Subprocurador de Procedimientos Penales y Amparo de la Procuraduría General de la República, Gilberto Higuera Bernal.

Las pruebas exhibidas por la aspirante morenista, en conferencia de prensa, formaron parte de la ratificación y ampliación presentada el viernes 29 de mayo, en la Mesa V de la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y Contra la Administración de Justicia (UEIDCSPCAJ), de la PGR, que ya inició la averiguación previa AP/PGR/UEIDCSPCAJ/FECCSPF/M-V/088/2015.

Sansores San Román recordó que en el escrito inicial de la denuncia de hechos, presentó indicios de la probable comisión de delito de enriquecimiento ilicito del candidato del PRI, Alejandro Moreno, partiendo de la información que el propio priísta ha presentado en su carrera legislativa y política; así como la ursurpación de profesión y otros probables delitos, al haber obtenido su cédula profesional. Los indicios presentados son los siguientes:

Por Enriquecimiento ilícito:

En el curriculum de ALEJANDRO MORENO, según la información que el ahora candidato por la gubernatura de Campeche por el Partido Revolucionario Institucional, reportó como Diputado Federal de la LIX Legislatura, como Senador de la República por la LX y LXI Legislatura y como Diputado de la actual LXII Legislatura del Congreso de la Unión, no existen datos que de su trayectoria académica, política, legislativa o administrativa, haya podido generar ingresos suficientes que le permitiesen adquirir los 19 bienes inmuebles que él mismo reporta en su (ex)sitio web oficial (www.alejandromoreno.com).

Por ursurpación de profesión:

Y OTROS PROBABLES DELITOS DERIVADOS DE LA OBTENCIÓN DE SU CÉDULA PROFESIONAL: En las tres ocasiones en que ha sido legislador, ante su propio partido y desde 2003, ALEJANDRO MORENO ha declarado ser abogado egresado de la Universidad Autónoma de Campeche. Mintió, lo cual se corrobora con: Los registros del Sistema de Información Legislativa de la Secretaría de Gobernación (SIL), El registro de la única cédula profesional de Rafael Alejandro Moreno Cárdenas (la 7179397) en el sitio web del Registro Nacional de Profesionistas (www.cedula.sep.gob.mx), extendida en 2011, como Licenciado en Derecho por el Instituto de Estudios Superiores René Descartes de Campeche.

Las copias de la presunta documentación escolar de Alejandro Moreno Cárdenas: La copia del certificado expedido por la Universidad Autónoma de Campeche, que hace constar de 35 materias cursadas de la licenciatura en derecho entre 1996 y 2001 (con promedio general de 6.6). La copia del certificado no. 165 del Instituto de Estudios Superiores René Descartes, expedido el 7 de agosto de 2008, que acredita la aprobación de 66 asignaturas de la licenciatura en derecho entre los años 2004 y 2007 (cuando fue Diputado y Senador). La copia de la resolución de equivalencia de estudios, expedida el 2 de julio de 2008 por la SEP, que revalida 32 materias que Alejandro Moreno cursara en la UAC en el programa de estudios del ITES René Descartes. La copia de un documento firmado por Beatriz Jimenez Aguliar, Jefa del Sistema Educativo Nacional, el 8 de diciembre de 2010, en la que se hace constar que el mencionado certificado del ITES René Descartes y la institución, carecen de validez oficial, con un sello del Gobierno del Estado de México.

La candidata de Morena citó que en el sitio web del candidato (www.alejandromoreno.com) , recientemente se modificó la información para que en la descripción de su perfil apareciera “Estudié en Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores René Descartes y desde mi adolescencia me interesó la vida política y empecé a militar en ella”; en contraste con la ostentación del título de abogado por la Universidad Autónoma de Campeche desde 2003.

Incluso, agregó, “en el sitio web del Partido Revolucionario Institucional, en el apartado de “ESTUDIOS”, del perfil del candidato Moreno Cárdenas, se señala que estudió la “Licenciatura en Derecho por la Universidad Autónoma de Campeche” (http://elecciones.pri.org.mx/candidatos/rafael-alejandro-moreno-cardenas/)”.

“La evidente falta de probidad, honestidad y la probable comisión de delitos de Alejandro Moreno Cárdenas, no sólo deben ser la base de las investigaciones de la PGR sobre el candidato del PRI; sino que deben invitar a la reflexión del electorado el próximo siete de junio”, puntualizó. A continuación, el texto completo de la ratificación presentada por Layda Sansores en la PGR.

NEGRO HISTORIAL

CAMPECHE, Campeche. * 11 de agosto de 2019.
] El Campechano.
Alejandro Moreno es señalado por una serie de irregularidades, entre las que se encuentran un presunto uso de una nómina de 200 millones de pesos; de disponer de dinero público para la compra de 30 vehículos para su campaña; de rentar patrullas, motos, vehículos y cámaras de seguridad y negocios millonarios en su gobierno; de desvíar más de 234 millones de pesos; la renta de cinco aeronaves oficiales, más un Hawker ejecutivo de ocho plazas; la compra de motocicletas Harley, cámaras de videovigilancia, y pago de maquetas de las “megaobras” anunciadas y no terminadas; y de edificar una mansión con valor de 46 millones de pesos, con ingresos anuales por 5 millones de pesos.

La jornada electoral se realizará hoy de las 9:00 a las 17:00 horas. Al cierre de casillas, los encargados de los centros de votación harán el escrutinio y cómputo de los votos. Concluido el conteo y registro, el presidente de cada mesa de cada casilla entregará el expediente al órgano.

Alejandro Moreno es señalado por una serie de irregularidades, entre las que se encuentran un presunto uso de una nómina de 200 millones de pesos; de disponer de dinero público para la compra de 30 vehículos para su campaña; de rentar patrullas, motos, vehículos y cámaras de seguridad y negocios millonarios en su gobierno; de desvíar más de 234 millones de pesos; la renta de cinco aeronaves oficiales, más un Hawker ejecutivo de ocho plazas; la compra de motocicletas Harley, cámaras de videovigilancia, y pago de maquetas de las “megaobras” anunciadas y no terminadas; y de edificar una mansión con valor de 46 millones de pesos, con ingresos anuales por 5 millones de pesos.

LAZOS AMLOVERS DE AFECTO

Jesús Martín Mendoza
] El Heraldo de México
21 de junio de 2019

Alejandro Moreno, gobernador con licencia de Campeche, es el personaje político del momento.

Con una carrera política incipiente donde sólo cuenta con dos incursiones legislativas y sin pasar por alguna alcaldía campechana, se convirtió en uno de los priistas más poderosos por su cercanía y compadrazgo con Manuel Velasco Coello, ex gobernador de Chiapas y ahora por una increíble y poderosa cercanía con Andrés Manuel López Obrador.

Todavía el año pasado, durante la intensa campaña electoral, Alito, como lo conocen con cariño a Alejandro Moreno Cárdenas en Campeche, era calificado de corrupto por parte del candidato morenista, hoy Presidente de la República, y en respuesta, Moreno advirtió que cuando AMLO pisara Campeche lo iba a educar.

Enrique Peña vio en Alejandro Moreno al elemento idóneo para mantener su control dentro del PRI, a través del joven priista quien fue señalado como el delfín de Peña para hacerse de la dirigencia nacional del PRI. Una vez que López Obrador ganó la Presidencia y prometió el perdón a sus adversarios, cuando reconoció que recibía un estado en orden y en paz por parte de Peña Nieto, la beligerancia de Alito desapareció.

Moreno, un gobernador proclive al lujo y a la comodidad de las aeronaves privadas y los traslados por tierra en imponentes vehículos, llegó al primer encuentro de la Conago con el presidente electo López Obrador en vuelo comercial, y se trasladó en un sencillo taxi. En un video muy comentado en redes sociales, Moreno se mostró muy solícito y hasta cariñoso con el ganador de la elección y a partir de ahí lo que fue odio, se convirtió en puro amor.

Recordemos que Moreno fue el primer gobernador defendido por López Obrador en su primera visita a Campeche, ante las rechiflas de los morenistas aleccionados para ese fin. Desde entonces, la cercanía y la consideración de Andrés Manuel López Obrador está con Alito. Por toda esta operación a Alejandro Moreno le dicen dentro del PRI, Amlito.

Con la designación de Peña, la bendición de AMLO, el beneplácito de los Salinas, la renuncia de José Narro a competir por la dirigencia y las acusaciones de Yvonne Ortega, Moreno va en caballo de hacienda para ser elegido líder nacional del PRI.

Que el padrón está abultado, que se trata de una simulación, nada de eso importa: operó la maquinaria para la supervivencia del partido y logró del Presidente el perdón por los casos de corrupción en los que incurrieron, o al menos que se haga de la vista gorda.

Habrá que ver si Andrés Manuel López Obrador no cambia de parecer.