] NUEVA YORK. * 22 de mayo de 2020.
| Latinus.
Los programas de geolocalización que los gobiernos pretenden utilizar en la lucha contra el Covid-19 plantean riesgos para los derechos humanos, advirtió Human Rights Watch.

En el documento “Datos de localización móvil y Covid-19”, la organización alertó que los programas pueden introducir medidas encubiertas de vigilancia innecesarias y desproporcionadas, además que su utilidad para combatir la pandemia.

El riesgo principal, de acuerdo a su análisis, es la forma en la que los gobiernos utilizan la geolocalización y la información de proximidad que proporcionan los teléfonos móviles y otros dispositivos, violentando la privacidad de las personas.

Entre los ejemplos citados -de países que ya probaron la tecnología– se encuentran los casos de China, Israel, Corea del Sur y Estados Unidos.

“Si bien establecer algunas restricciones a los derechos puede ser justificable durante una emergencia de salud pública, a las personas se les está pidiendo que sacrifiquen su privacidad y entreguen datos personales para que los usen tecnologías que no han sido probadas”, señaló Deborah Brown, investigadora de Human Rights Watch.

La organización advirtió que los gobiernos y el sector privado no deben promover ni utilizar tecnologías, ya que “comprometer demasiado la privacidad puede menoscabar otros derechos, como la libertad de circulación, de expresión y de asociación”.

Destacan particularmente los casos de China y Rusia, que ya emplean medidas de vigilancia invasivas.

Además, HRW alertó que las aplicaciones de rastreo móvil crean una respuesta que “amenaza con dejar rezagadas a las personas de más bajos recursos y vulnerables”.

“Podría excluir a grupos marginados que es posible que no tengan buen acceso a Internet ni a la tecnología móvil, lo que pondría en riesgo su salud y sus medios de subsistencia.”

“Algunas comunidades, como los trabajadores migrantes, los refugiados y las personas sin techo, viven en condiciones de hacinamiento, lo que reduciría la precisión de las aplicaciones de rastreo de contactos.”

El pasado miércoles, Apple y Google hicieron pública la tecnología que permitirá a las autoridades sanitarias de todo el mundo crear aplicaciones de rastreo de contactos ante contagios de Covid-19. Serán compatibles con los sistemas operativos de Android y iPhone.

Apple y Google crearon una interfaz de programación de aplicaciones (API) que podrá servir a los gobiernos y responsables de salud como plataforma para lanzar sus propias aplicaciones de uso a nivel nacional.

Las API son el marco dentro del que operan los sistemas informáticos. Históricamente, las de Android e iOS han sido incompatibles entre ellas, lo que en algunos casos impedía la comunicación entre ambos sistemas.

La nueva API permite una comunicación fluida entre ambos sistemas operativos. Esto, con la idea de que distintas autoridades sanitarias puedan hacer uso del que prefieran y la información recabada pueda agregarse sin importar el lenguaje informativo de cada aparato.