» Valentina De Marval.
] SANTIAGO. * 10 de julio de 2020.
| AFP.
Varias publicaciones que aseguran que las hojas de guayaba pueden “prevenir o revertir los efectos del Covid-19” han sido compartidas al menos 25.000 veces en Facebook desde el pasado 23 de junio. En el texto también se afirma que tienen propiedades antioxidantes y antivirales, entre otras. Sin embargo, de acuerdo a las expertas consultadas, las hojas de guayaba no sirven para prevenir ni curar el COVID-19, así como tampoco existe un tratamiento por ahora contra esta nueva enfermedad

¿Sabes cuál es la planta que puede prevenir o revertir los efectos del Covid-19? ¡Es la hoja de árbol de Guayaba! ¿Cómo logra la humilde guayaba hacer esto?”, comienza el mensaje difundido en Facebook (1, 2, 3).

Luego continúa enumerando todas las presuntas propiedades de estas hojas y una receta casera para consumirlas como infusión. “Si uno no tiene síntomas de Covid-19, puede tomar esta infusión una vez al día (por la noche) para ayudar a prevenir la infección”, señala hacia el final del texto.

Los textos viralizados aparecen atribuidos a “Carlos José Mann”, seguido de un correo electrónico. Tras una búsqueda en Facebook, se encontró una página con ese nombre donde se publicó el mismo texto el 23 de junio, más extendido y con otras explicaciones sobre el COVID-19.

Allí, el usuario, que se describe como “investigador botánico y herborista” compartió el link a su blog, donde también subió este contenido sobre las hojas de guayaba.

Sin pruebas en humanos

AFP Factual envió el enlace del blog a la doctora en bioquímica y experta en botánica de la Universidad Católica de Chile Raquel Bridi. Vía correo electrónico, Bridi explicó que las hojas de guayaba sí tienen abundantes compuestos fenólicos (moléculas con propiedades antioxidantes, presentes en el vino y algunos frutos rojos), una de las propiedades que se le atribuyen en las publicaciones virales.

No obstante, advirtió que no hay pruebas suficientes sobre sus efectos en humanos. “Se han realizado investigaciones in vitro e in vivo (en animales) para esclarecer las propiedades de esta planta. Pero los estudios clínicos, o sea en humanos, aún son muy escasos y no comprueban estas propiedades”, escribió.

Aquí algunos de esos estudios: 1, 2, 3.

Asimismo, las presuntas atribuciones antiinflamatorias, anticoagulantes, antivirales, contra la fiebre y fortalecedoras del sistema inmunológico que le atribuyen las publicaciones a la hoja de guayaba, “son observadas solamente en estudios preliminares in vitro y en animales”.

La doctora en bioquímica advirtió, además, que las plantas medicinales no reemplazan “lo indicado por el médico en el tratamiento de una enfermedad. Las plantas medicinales no son recomendadas para niños menores de 12 años, embarazadas o lactantes”.

Jeannette Dabanch, infectóloga de la Universidad de Chile, señaló que hasta la fecha no hay reportes sobre la presunta efectividad de las hojas de guayaba contra el nuevo coronavirus: “Todavía se están haciendo estudios respecto a medicamentos que puedan disminuir o tratar la enfermedad. Pero hasta aquí, aún no hay investigaciones que demuestre que un medicamento o un antiviral es la droga de elección para esta enfermedad”.

Sobre las hojas de guayaba en particular, la infectóloga aseguró que la literatura disponible “son reportes fundamentalmente experimentales, pero no encontré reportes en humanos”.

Además, Bridi añadió que las hojas de esta planta tienen otros usos populares contra la fiebre, gastroenteritis, diarrea, tuberculosis, escorbuto e incontinencia de orina, entre otros. Sin embargo, enfatizó que estos son solo usos populares.

Estudios inespecíficos

La publicación del usuario Carlos Mann, la que inicialmente difundió estos consejos, enlaza 16 artículos científicos que, supuestamente, respaldan sus afirmaciones sobre los efectos de la hoja de guayaba y los beneficios de los compuestos fenólicos en general. AFP Factual hizo una revisión de estos y comprobó que ninguno refiere al COVID-19.

El artículo difundido en redes sociales y publicado en el blog de este usuario fue enviado también a Denisse Brito, académica de la Facultad de Enfermería de la Universidad Diego Portales (Santiago de Chile) y experta en salud pública. Tras revisarlos, explicó a AFP Factual que estos son artículos publicados en bases de datos confiables: “De eso no cabe duda. Lo que se ve en la mayoría de las investigaciones son efectos antiinflamatorios, algunos con efectos antivirales como en la gripe H1N1, y otros efectos sobre los componentes de la guayaba en el cuerpo. No obstante, si bien hay fuentes científicas y fidedignas, ninguna de las citadas es sobre el nuevo coronavirus”.

Al respecto, Bridi, doctora en bioquímica, aseguró que dichas publicaciones científicas son válidas pero no suficientes: “Todos los estudios que él [el autor de la publicación, NDLR] pone están bien, todos existen, pero son todos in vitro o in vivo en animales. Tiene uno o dos en humanos pero son muy incipientes aún y no justifican todas estas propiedades ni que podría combatir los síntomas de la COVID-19. No hay ningún dato que muestre que baje la fiebre o que sea antiviral, por ejemplo”.

El contenido también fue revisado por Macarena Rojas, bióloga y máster en periodismo, quien explicó a la AFP que en el material difundido “no se cita ningún estudio con seres humanos, por lo que no se puede hablar de estudios clínicos, menos aún que sean significativos. Casi todos los trabajos científicos son con cultivos de células, hay unas cuantas revisiones, y tres ‘in vivo’: uno con puercos y dos con ratas”.

Otras imprecisiones

“La infusión de hojas de guayaba y la quercetina que contienen se han comprobado ser efectivas en inhibir la replicación de varios tipos virus, en especial varios tipos de influenza. Debemos recordar que Covid-19 es un tipo de influenza”, dicen también las publicaciones compartidas en Facebook.

De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, la influenza y el COVID-19 producen enfermedades con cuadros clínicos y síntomas parecidos.

La infectóloga Dabanch explicó que el virus de la influenza no pertenece a la familia de los coronavirus, aunque sí producen estados similares.

“La influenza es una familia de virus del que hoy conocemos cuatro subtipos: Influenza A, B, C y D (…) En cambio, el COVID-19 proviene de otra familia de virus que se llaman coronavirus. El SARS-CoV 2 [nuevo coronavirus, NDLR] pertenece al subgrupo de los betacoronavirus, donde también están el SARS del año 2002 y el Mers”, explicó la infectóloga a la AFP.

Además, la Organización Mundial de la Salud indica que por ahora no existe ninguna vacuna ni tratamiento contra el COVID-19: “Aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”.

La AFP ya ha verificado otras publicaciones al respecto que se pueden leer aquí.

En conclusión, no existen evidencias respecto a los efectos de la hoja de guayaba sobre el COVID-19. Tampoco hay, por ahora, una vacuna o tratamiento contra esta nueva enfermedad.

Esta verificación fue realizada en base a la información científica y oficial sobre el nuevo coronavirus disponible a la fecha de esta publicación.