Caníbales de México | Crónicas negras de asesinos seriales

»  Rodrigo | Ayala
CIUDAD DE MÉXICO * 30 de junio de 2022.
) Muy Interesante
La crónica negra ha registrado casos de asesinos seriales caníbales en México: te decimos quiénes son, qué hicieron, entre otros detalles.

Algunos tipos de asesinos seriales gustan de comer la carne de sus víctimas. Esto corresponde a diversos motivos, los principales de ellos por odio hacia su víctima o como un desorden de carácter sexual. Es decir, los asesinos caníbales, experimentan placer sexual al ingerir a sus víctimas. México ha tenido en su historia asesinos seriales caníbales, de los cuales hablamos en estas líneas.

Francisco Maldonado García, “El vampiro michoacano”

Francisco Maldonado García pasó a la historia en la crónica negra del país por ser uno de los pocos casos conocidos de vampirismo y canibalismo. Maldonado García vivía en el municipio de Indaparapeo, Michoacán cuando el 13 de enero de 2004 su padre Félix Maldonado lo visitó en su choza en ruinas. El objetivo era recuperar unas tierras que su hijo se negaba a trabajar.

Al momento de la discusión, Francisco fue invadido por tal rabia que atacó a su padre con un machete. Le abrió la cabeza y devoró parte de la masa cerebral, a la vez que bebía de la sangre que manaba de la herida.

Cuando las autoridades le detuvieron e interrogaron, Francisco argumentó que el acto fue con la intención de destruir una sombra negra que habitaba en el cuerpo de su padre.

Gumaro de Dios García, “El caníbal de Playa del Carmen”

Desde los 15 años, Gumaro de Dios García padecía esquizofrenia y paranoia. Además solía consumir cocaína, heroína y marihuana. Tras una discusión, Gumaro asesinó a su pareja en diciembre de 2004, a quien abrió en canal para devorar poco a poco su cuerpo. El caso causó conmoción a nivel nacional, no solo por lo ocurrido sino por lo dicho por el responsable ante la prensa: “La carne sabía como a borrego, y si me hubieran dejado me lo comía todo”.

Murió a los 34 años a consecuencia del SIDA.

Gilberto Ortega, “El caníbal de Chihuahua”

Se trata de uno de los casos más extraños de la crónica negra mexicana y de los que menos información existe. Se sabe que Gilberto Ortega presuntamente padece esquizofrenia y que una voz es la que le ordena cometer sus crímenes.

Otro rasgo que llama la atención es que sus víctimas preferidas son niños.

Lo poco que se conoce de su pasado es que fue policía en el municipio de Belisario Domínguez, al suroeste de la capital de Chihuahua. Cuando decidió abandonar la policía, se enroló en la política local en las elecciones de 1997. Eso le permitió tener acceso a los niños que repartían los volantes que hacían publicidad de los candidatos políticos.

Fue detenido y acusado de matar a dos menores de edad. Ya en prisión, Ortega hizo alarde de otras 21 muertes en donde cometió canibalismo. Las declaraciones de Ortega no son precisas ni mucho menos confiables. Habla acerca de un ser llamado Joel que le ordena cometer sus crímenes.

En prisión, Gilberto Ortega mostró arrepentimiento y abrazó la fe cristiana.

José Luis Calva Zepeda, “El caníbal de la Guerrero”

El 8 de octubre de 2007, un par de agentes de la policía detuvieron a José Luis Calva Zepeda, quien intentó huir por una ventana de su departamento. La causa: se investigaba la desaparición de su novia, Alejandra Galeana.

Los agentes encontraron el cuerpo desmembrado de la joven. Además, en el congelador había bolsas con carne dentro y en el comedor había un plato con carne lista para ser ingerida. Calva Zepeda, quien presumía ser escritor de profesión, dijo que había desmembrado el cuerpo de su novia para desaparecer la evidencia, pero que nunca pensó en comerlo.

El modus operandi habitual de este sujeto era cortejar a madres solteras por medio de la venta de sus poemarios en zonas como Coyoacán o la Alameda Central. Calva Zepeda murió el 11 de diciembre del 2007, tras presuntamente suicidarse en su celda de la cárcel, usando un cinturón. Sin embargo, el cuerpo mostraba señales de tortura y violación, según declaraciones de su hermana.

Andrés Mendoza, “El caníbal de Atizapán”

Es el caso más reciente del grupo de asesinos seriales mexicanos caníbales. Fue en 2021 cuando la policía detuvo a Andrés Mendoza en el municipio de Atizapán, Estado de México luego de la desaparición de una mujer llamada Reyna González.

Después del hallazgo del cuerpo de Reyna, la policía y los peritos fueron desenterrando miles de osamentas, la gran mayoría pertenecientes a mujeres. Unas pocas eran de niños y hombres. Además de las osamentas enterradas, la policía encontró en la vivienda de este sujeto una libreta donde llevaba un recuento de sus víctimas: nombre, edad y demás detalles.

También se encontraron fotografías, identificaciones oficiales, ropa, zapatos y bolsos de muchas mujeres a las que quitó la vida. Como si lo anterior no fuera suficiente, se encontraron grabaciones de los crímenes.

Mendoza podría ser el asesino serial más prolífico en la historia del país. La policía sospecha que sus crímenes podrían remontarse a la década de 1990.

Artículos relacionados

spot_img

Descubre más

Giran orden de aprehensión contra Iñaki Blanco

CIUDAD DE MÉXICO * 23 de septiembre de 2022. ) Radiofórmula El juez segundo de distrito...

Creadores de la ‘pejeconcha’ inventan la ‘pejerosca’ y el...

CIUDAD DE MÉXICO * 23 de septiembre de 2022. ) Forbes México Después de la “pejeconcha”...

Arrestan a adolescente de 17 años que hackeó GTA...

LONDRES * 23 de septiembre de 2022. ) Somos Xbox La Policía de Londres arrestó a...

ONU concluye que Rusia ha cometido «crímenes de guerra»...

NUEVA YORK * 23 de septiembre de 2022. ) Euronews La ONU concluye que se han...

Reporta SaludGro 11 casos y una defunción por Covid...

CHILPANCINGO * 23 de septiembre de 2022. ) Salud Guerrero La Secretaría de Salud en la...

Conoce las rutas del #TransporteVioleta en Acapulco

ACAPULCO * 23 de septiembre de 2022. ) Gobierno Guerrero El Gobierno del Estado da a...

Categorías populares

Translate »

Privacy Preference Center