] LONDRES. * 16 de julio de 2020.
| Reuters.
Piratas informáticos apoyados por el Estado ruso están intentando robar la investigación sobre la vacuna y tratamientos para el COVID-19 a instituciones académicas y farmacéuticas de todo el mundo, dijo el jueves el Centro Nacional de Ciberseguridad de Reino Unido (NCSC, por su sigla en inglés).

Un comunicado coordinado de Reino Unido, Estados Unidos y Canadá atribuyó los ataques al grupo APT29, también conocido como “Cozy Bear”, que dicen es casi seguro que está operando como parte de los servicios de inteligencia rusos.

“Condenamos estos despreciables ataques contra quienes realizan un trabajo vital para combatir la pandemia del coronavirus”, dijo el director de operaciones del NCSC, Paul Chichester.

El NCSC dijo en un comunicado que los ataques del grupo están en curso y utilizan una variedad de herramientas y técnicas, incluidos el “spear-phishing” y malware.

“APT29 posiblemente continuará atacando a organizaciones involucradas en la investigación y desarrollo de la vacuna para COVID-19, ya que buscan responder preguntas adicionales de inteligencias relativas a la pandemia”, dijo NCSC en un comunicado.

El canciller británico, Dominic Raab, dijo que el comportamiento de los servicios de inteligencia rusos es “completamente inaceptable”.

“Mientras que otros persiguen sus intereses egoístas con un comportamiento imprudente, Reino Unido y sus aliados continúan con el arduo trabajo de encontrar una vacuna y proteger la salud global”, señaló Raab en un comunicado.

En tanto, la agencia de noticias rusa RIA citó al portavoz del Kremlin Dmitry Peskov diciendo que Moscú rechaza las acusaciones de Londres debido a que no están respaldadas por evidencia adecuada.

Gran Bretaña también acusó a los “actores rusos” de intentar interferir en sus elecciones de 2019 al tratar de difundir en línea documentos filtrados. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia dijo que esas acusaciones eran “confusas y contradictorias”.

Reino Unido y Estados Unidos dijeron en mayo que redes de piratas informáticos están atacando a organizaciones nacionales e internacionales que responden a la pandemia del COVID-19. Pero tales ataques no habían sido conectados explícitamente al Estado ruso.

El grupo “Cozy Bear”, asociado al gobierno ruso, es sospechoso del ataque informático contra el Partido Demócrata antes de las elecciones de 2016 en Estados Unidos.