Cínica, deficiente, omisa, mentirosa y soberbia; ¡como la tía Abe, no hay dos!

* Tan es facultad u obligación de Abelina López la seguridad de Acapulco que justo por esa razón la invitan todos los días a la Mesa Regional de la Coordinación para la Construcción de la Paz; si no fuese su competencia, ni siquiera la tomarían en cuenta, espeta Ramiro Solorio las excusas de la alcaldesa reelecta que de manera cínica declara su incompetencia para hacer frente a la ola de inseguridad y violencia que azora el puerto

Sin daños a terceros
» ÁNGEL | BLANCO
) Acapulco Press

Se presume rebasada en sus facultades por la inseguridad, la delincuencia, la violencia, más no se avergüenza de admitirlo con el sereno pero brillantísimo cinismo que la caracteriza, que adorna su nativa personalidad de Santa María Tonameca, noble cuna donde –según ella dice– su padre le inculcó principios, trabajo y valores… pero la hija le salió mal alumna!

Pero eso no es todo. Abelina López admite su incapacidad, su ineptitud, su criminal y atípica negligencia para gobernar con magistral quietud interpretativa propia de una actriz nominada al Óscar. De paso, maquilla sus discapacidades políticas de tal forma que casi apelando clemencia, pero sin dejar de repartir culpas para lavarse las manos.

No es necesario usar imaginativo sarcasmo para concluir que cuando Abelina habla de que le fueron rebasadas sus facultades se refiere a sus facultades políticas, no a las personales.

La tía Abe ya ha es una maestra en el arte de la mentira y una doctorada en la repartición de culpas, en la invención de pretextos para zafarse de sus responsabilidades y no rendir cuentas a nadie más que a ella y a su amada y eterna suplente de todos sus cargos: «Leticia Lozano Zavala«, con quienes las ‘lenguas viperinas’ la vinculan sentimentalmente, sin que haya reproches oficiales a tales rumores.

Con Abelina López cuando no son los ‘carbohidratos’ es ‘la calor’.

Lo cierto es que la alcaldesa morenista, reelecta el pasado 2 de junio, gracias a la marca y al dueño de la marca que siguen vigentes sin competencia política, se ha convertido en un peligro latente y alarmante para Acapulco y para más de un 70 por ciento de acapulqueños que rechazó su reelección mucho antes de que la cúpula de Morena cediera a los capricho del ‘carnal’ Marcelo Ebrard, a quien la vox populi atribuye el padrinazgo de la tía Abe.

Y es que Abelina López Rodríguez es soberbia y testaruda por naturaleza, pero omisa, irresponsable y negligente, por conveniencia.

Tres años han bastado para demostrar que su fingida ñonez no es otra cosa que una estrategia política para sacar ventaja de sus intereses y ponerle trabas a sus compromisos constitucionales, a pesar de que pregona y pregona que «con cargo o sin cargo cumple».

No. La tía Abe no es ignorante ni ingenua.

La alcaldesa morenista reelecta de Acapulco cuenta con doctorado en Derecho, pero pareciera que en el Colegio Nacional de Matemáticas (Conamat Acapulco), donde realizó su doctorado, no le enseñaron nada sobre leyes, y si acaso es genuino su título su aprendizaje evidencia una enjutez de conocimientos totalmente patéticos.

En pocas palabras, la célebre ‘tía Abe’, a la cual cientos o miles de sobrinos comprados y cooptados durante la elección de junio pasado llevaron al poder, a pesar de estar considerada –aún al día de hoy– como lo peor que ha existido en la historia política de Acapulco, y a nivel nacional destaca como una de las peores autoridades municipales en el ranking de «los perores alcaldes del país»,  o es mala como gobernante o realmente solo sirve para gestora social, pues como alcaldesa es un reverendo desastre.

Ella ha sobrevivido colgándose de todos los ‘santos políticos’ habidos y por haber, pero sobre todo de quienes ostentan poder de altos vuelos, aunque realmente ni siquiera la respeten no por su diversidad sexual ni por sus orígenes humildes, sino porque Abelina López se ha ganado la desconfianza y la repulsión a pulso. Aunque desde su vocería manda a publicar fotos donde aparece abrazada del presidente Andrés Manuel López Obrador y la presidenta electa Claudia Sheinbaum Pardo, lo cierto es que esas fotos no son otra cosa que un grito desesperado para mantenerse vigente entre los incautos, pues para esta clase de políticos como AMLO y Sheinbaum la tía Abe está peor que Pedro, el de la fábula del Lobo. Le creen solamente los que compra o concede favores, pues los acapulqueños pensantes no creen más en sus patrañas.

Desde su llegada al poder, en octubre del 2021, Abelina López prometió y prometió –y se cansó de prometer– tantas cosas que aún como alcaldesa reelecta no ha cumplido y ni hay señales de que las cumpla. Nadie sabe cómo le hizo para engatusar de nuevo a sus ‘fieles’ (entre comillas) sobrinos, ¡pero logró que la reeligieran!

Los acapulqueños aguardaron un mes, dos meses, tres, cinco…  pero de la alcaldesa recién ungida no había aún señales de vida.

Comenzó a florecer la basura por todas partes, las calles de llenaron de cráteres, colapsó el drenaje y las aguas con estiércol tapizaron hasta las céntricas y turísticas calles y playas del puerto.

Siguieron pasando los meses.

Luego vino ‘la calor’.

Finalmente, ante la presión, Abelina López dio la cara para solo argumentar que no tenía dinero «ni para comer». Y así se la llevó de a ‘muertito’ meses y meses.

Testaruda como es, la tía Abe enfureció cuando el exalcalde y exgobernador Zeferino Torreblanca censuró fuertemente su desinterés por el puerto ya convertido en una ‘pocilga y retrete’… pero a Abelina solamente tragó hondo y siguió como el avestruz: «leal a su testarudez y a sus pretextos».

Pasaron los años.

Dinero no hubo para agua potable, para recolección de basura, para reparación de baches y drenajes, para obras y servicios, pero sí para pachangas y la ‘buena vida’ entre ella y su amada Leticia.

Llegando los tiempos electorales en los umbrales del 2024, repartió dinero a manos llenas.

Algunos bocones electoreros se le fueron encima, pero sin verdaderas intenciones de crear conciencia ciudadana ni por el bienestar de Acapulco, sino por sus intereses propios y pese a la consigna de #NoReelección Abelina ganó de nuevo la presidencia. Luego, los embusteros amantes de Acapulco se escondieron. Actualmente, Acapulco vive su peor crisis política y social, pero nadie sabe del paradero de esos que en campaña se rasgaron las vestiduras ofrendando hasta su vida por Acapulco.

Acapulco también vive su peor crisis de inseguridad y violencia, pero a la alcaldesa reelecta no le ha importado anunciar más bailes y pachangas que estrategias útiles para combatir la inseguridad que azora Acapulco y mantiene a salto de mata a los acapulqueños, mientras la tía Abe y su amada Leticia se trasladan de su casa a sus oficinas y eventos públicos en vehículos blindados y debidamente custodiadas por escoltas militares.

Día tras día, las cifras de homicidios oscila entre 2 y cinco a todas horas del día.

Calles, playas, colonias, barrios… no hay lugar en Acapulco exento de criminalidad y violencia.

Los acapulqueños desayunan, comen y cenan balazos y ejecuciones, asaltos y desapariciones, pero a la alcaldesa reelecta le sigue importando poco la seguridad de sus gobernados.

En más de 537 días, Acapulco sigue sin secretario de seguridad que implemente, al menos, operativos contra los delitos comunes.

Van casi cien muertes dolosas desde su ‘apabullante’ triunfo del 2 junio, el cual aún la trae mareada al grado de que ni toma posesión como alcaldesa reelecta y Abelina López ya sueña transformar  Guerrero… desde luego, como gobernadora.

Abelina López fue ya denunciada penalmente como alcaldesa reelecta por la criminal negligencia que presume y ni así se ha sensibilizado como para responder el reclamo de nombrar ya un titular en la Secretaría de Seguridad Pública, donde ahora hasta los policías cometen delitos impunemente sin que la propia alcaldesa se preocupe.

¿Cuál ha sido la respuesta de la célebre tía Abe a los acelerados actos de inseguridad y violencia que impera en el puerto? 

¡Admitir, cínicamente, que la violencia ha rebasado sus facultades, sin dejar de repartir culpas para lavarse las manos!

Abelina López excusa que sus facultades o atribuciones han sido rebasadas.

Con ridícula ironía ha dicho que no es fiscal para investigar los homicidios ocurridos en ‘territorio Acapulco’, su territorio, su bastión, su pesebre político.

Erigiéndose como víctima, ha dicho que le ‘ha tocado bailar con la más fea’, cuando en realidad son facultades suyas proteger a sus ciudadanos y perseguir los delitos comunes, que tampoco le han importando, convirtiéndola  legalmente culpable de ejercer su cargo con inminente negligencia.

Ante las risibles excusas de la alcaldesa reelecta con las que argumenta sus facultades rebasadas, con marcada razón Ramiro Solorio Almazán, excandidato del Partido Encuentro Solidario a presidente municipal, pidió esta mañana, a través de sus redes sociales, que «algún algún estudiante de Derecho le haga llegar el artículo 21 de nuestra Carta Magna a Abelina López para que se entere que sí tiene facultades y obligaciones en materia de seguridad pública».

«La seguridad pública también es función de los municipios y la policía municipal debe coordinarse para cumplir los fines de la seguridad pública y conformar el Sistema Nacional de Seguridad Pública», espetó Solorio Almazán en su mensaje.

Y añadió: «¡Avísenle que por esa obligación del municipio la invitan todos los días a la Mesa Regional de la Coordinación para la Construcción de la Paz!»

«¡Avísenle, también, que ya son 537 días que ha incumplido reiteradamente la ley, al no enviar la propuesta al Cabildo para tener un secretario de seguridad pública en Acapulco, y que por esa razón interpusimos denuncia penal en su contra, por lo cual próximamente estaremos solicitando al Congreso Local la Revocación de Mandato

«Que Abelina ignore la ley no la exime de su cumplimento; ¡eso lo sabe cualquier estudiante de primer semestre de la Carrera de Derecho!», complementó Solorio, quien para remachar la demanda penal interpuesta hace días ante la Fiscalía General del Estado contra Abelina López por su criminal negligencia para ponerse a gobernar, lanzó una convocatoria para el domingo 28 de julio, a las 5 de la tarde, en el zócalo del puerto, fin de recabar firmas para solicitar ante el Congreso del Estado la «Revocación de Mandato» de Abelina López Rodríguez, pues está comprobado que ‘con cargo y sin cargo no sabe cumplir’, además que su negligencia como alcaldesa de Acapulco no solo pone en peligro la imagen de Acapulco, sino la integridad física de los acapulqueños.

¿Se sumaría usted, acapulqueño pensante y hastiado de tanta omisión y negligencia gubernamental de Abelina López, al llamado para firmar una Solicitud de Revocación de Mandato ante el Congreso local?

«Abelina no se va, Abelina sigue, sigue»
) Himno reelector de Abelina López
www.acapulcopress.com

Artículos relacionados

spot_img

Descubre más

México tendrá su primer parque de Cielo Oscuro

HUASCA DE OCAMPO, Hgo. * 19 de Julio 2024. ) Forbes México Este viernes, el secretario...

Gobernadora da banderazo a brigadas de combate del dengue...

ACAPULCO, Gro. * 19 de Julio 2024. ) Gobierno de Guerrero Con una inversión superior a...

Zihuatanejo, ejemplo de buena gestión turística | Evelyn Salgado

ZIHUATANEJO, Gro. * 19 de Julio 2024. ) Gobierno de Guerrero “Ixtapa Zihuatanejo hoy se consolida...

La seguridad pública, enorme deuda con la sociedad

Maremágnum » RICARDO | CASTILLO BARRIENTOS ) Acapulco Press El tema recurrente en la sociedad guerrerense hace...

IEPC admite denuncia de excandidatas del PES por violencia...

» Ángel | Blanco ACAPULCO, Gro. * 19 de Julio 2024. ) Acapulco Press Tras de admitir...

Por orden judicial SEP aplicará la prueba PISA en...

CIUDAD DE MÉXICO  * 18 de Julio 2024. ) LatinUs La Secretaría de Educación Pública...

Categorías populares

Translate »

Privacy Preference Center